domingo, 15 de octubre de 2017

JOHN COLTRANE "Blue Train", es un registro dado a conocer por "Blue Note" en 1957 y en Argentina, en el LP que tengo, por "Emi-Odeon". En el CD de 1990 hay dos Bonus Tracks: "Blue Train" -9:58- y "Lazy Bird" -7:12- El sexteto de esta grabación, estaba integrado por su líder John Coltrane (saxo tenor), Lee Morgan (trompeta), Curtis Fuller (trombón), Kenny Drew (piano), Paul Chambers (bajo) y Philly Joe Jones (batería).
Lado 1: 
*1) "Blue Train" (J. Coltrane) -10:40- Gran solo de Coltrane, con mucha inventiva; igual que Lee Morgan. Curtis Fuller hace lo suyo y no desentona. Lo sigue el piano de Drew, con muy buen ritmo "funky". Chambers aparece luego y se hace notar. Todos, incluido Joe Jones, al pelo.  *2) "Moment's Notice" (J. Coltrane) -9:08- Todos impecables; Chambers, siempre se acuerda que el "bass" tiene un arco y se luce con maestría.
Lado 2: 
* 1) "Locomotion" (J. Coltrane) -7:14- Batería a todo trapo, introduciendo el solo magnífico de Coltrane; Curtis Fuller, Morgan, Joe Jones y Drew no se quedan atrás. Otro logro interpretativo.  *2) "I'm Old Fashioned" (J. Mercer-Jerome Kern) -7:58- Hermosa composición y Coltrane se luce como un gran baladista, con la ayuda de Morgan, Fuller y Drew; otro acierto.  *3) "Lazy Bird" (J. Coltrane) -7:07- Grandes solos de Morgan, Fuller, Coltrane, Drew y Chambers, otra vez dándole al contrabajo con el arco (grande Paul); también Philly le da a la batería con alma y vida.
Éste es otro de mis LP preferidos, por algo le dediqué un poema al tema "Blue Train". Para mí, el primer registro valioso de Coltrane, dentro de hard bop. Después aventuró más en los solos, algo que siempre resulta riesgoso; porque, a veces, la música pierde su esencia y la base melódica, que son tan importantes para una creación. No obstante, la importancia de Coltrane dentro del jazz es irrebatible; fue un hito, no cabe duda.
J. C. Conde Sauné    

miércoles, 4 de octubre de 2017

Poema N° 35 ( Cuaderno IV ) * Variaciones

Hay jornadas delineadas,
transeúntes con almas mecánicas
y alguno que camina sin alma.
También letras acomodadas
en pizarras transparentes;
como una gama de absurdos
que decoran la ciudad.
Casi casi,
en el calendario,
el día de hoy no figura.
J. C. Conde Sauné

sábado, 30 de septiembre de 2017

A veces una hoja escrita es la ficción de un sueño. ¿Soñamos los poetas, o tal vez las hojas escritas?
J. C. Conde Sauné 

martes, 26 de septiembre de 2017

SALVATORE QUASIMODO (1901-1968 / Italia), es uno de los grandes poetas italianos e integrante, junto a Giuseppe Ungaretti y Eugenio Montale, del hermetismo; que presupone una lectura difícil de sus poemas, cuando en realidad incita a una nueva lectura.
Como comentaba recientemente, releí de nuevo sus poemas, que los encuentro muy cercanos a mi modo de ver la poesía. Años más tarde, abandona ese estilo y su lírica es más clara y precisa. Todo concuerda con su oposición al fascismo y su labor, como periodista, para la revista "Il Tempo". En el año 1959, recibe el Premio Nobel de Literatura.
Mi primera lectura de Quasimodo, fue en una edición bilingüe de Ediciones Fausto; presté el libro y nunca más lo vi, suele pasar. A mí las ediciones bilingües, muy cuestionadas, me gustan. Leo bien el italiano, pero no a la perfección; entonces la edición bilingüe, ayuda a comprender más el idioma y hasta aprenderlo mejor.
Este libro que tengo ahora: "Y enseguida anochece y otros poemas", es de Hyspamerica Ediciones, con una muy buena traducción y prólogo de Carlo Frabetti. Donde él asevera, que le costó bastante traducirlo y respetarlo; porque en la etapa hermética, a menudo fuerza la sintaxis, estableciendo concordancias insólitas y que provocan una distorsión del lenguaje. Por suerte, para el traductor, la última etapa creativa de Quasimodo le resultó más accesible su traducción.
Esta edición, muy valorable para mí, es un compendio de sus libros más conocidos: "Aguas y tierras" (1930), "Oboe sumergido" (1932), "Erato y Apolo" (1936), "Y enseguida anochece" (1942), "Día tras día" (1947), "La vida no es un sueño" (1949), "El falso y verdadero verde" (1956), "La tierra incomparable" (1958) y "Dar y tener" (1966).
De "Oboe sumergido" les cito "Otoño": "Otoño manso, yo me poseo / y me inclino ante tus aguas para beber el cielo, / suave fuga de árboles y abismos. // Áspera pena del nacer / me encuentra unido a ti; / y en ti me quebranto y repongo: // pobre cosa caída / que la tierra recoge".
J. C. Conde Sauné    

lunes, 18 de septiembre de 2017

ART BLAKEY And The Jazz Messengers - "The Big Beat", es un LP grabado en 1960 y difundido por "Blue Note".
Este conjunto estaba integrado por Lee Morgan (trompeta), Wayne Shorter (saxo tenor), Bobby Timmons (piano), Jymie Merritt (bajo) y Art Blakey (batería). Seis temas componen este registro:
Lado 1  * "The Chess Players" (Wayne Shorter) -9:36-  * "Sakeena's Vision" (W. Shorter) -6:04-  * "Politely" (Bill Hardman) -6:03-
Lado 2   * "Dat Dere" (Bobby Timmons) -8:49-  * "Lester Left Town" (W. Shorter) -6:25-  * "It's Only A Paper Moon" (Harold Arlen - E. Y. Herburg - Billy Rose) -6:39-
Aprovecho el resurgimiento de los discos de vinilo, para comentar los míos que considero más relevantes. Esta grabación del quinteto de Art Blakey, el gran hard bop, es brillante por donde se la escuche. Él siempre decía, que se rodeaba de músicos más jóvenes para sentirse rejuvenecido. Aquí cuenta con Bobby Timmons, un integrante nato, que no hace sentir la ausencia de su antecesor Horace Silver. Además de un Lee Morgan muy inspirado; también  Shorter, con solos plenos de belleza armónica, lo mismo Merritt. Un Blakey potente, con un solo magnífico de casi tres minutos en "Sakeena's Vision" y manteniendo , con Timmons, la estructura rítmica.
La verdad, un estupendo registro y con gran "beat". Asimismo el comentario de Nat Hentoff, en la contratapa, para seguir aprendiendo de los que más saben en el jazz.
J. C. Conde Sauné 

lunes, 4 de septiembre de 2017

Poema N° 26 ( Cuaderno IV ) * Variaciones

La comprobación del silencio,
es la vidriosa mancha
deslizando humedad;
a través de los vidrios
de la casa en reposo.
J. C. Conde Sauné

miércoles, 30 de agosto de 2017

Para cierta parte importante de la humanidad, donde impera la sinrazón y el amor al prójimo no significa nada, recurrimos a la poesía. No como un intento de frenar tanta maldad, sabemos que la poesía no tiene sentido para los homicidas. Pero sí, para reconfortar el espíritu, de los que ansiamos un mundo fuera de esa violencia.
Para eso están los grandes poetas, a los que releo a menudo; en este caso, otra vez recurro a SALVATORE QUASIMODO, el gran vate italiano y cito de su libro "Día tras día" (1947) el poema "Elegía":  "Gélida mensajera de la noche, / has regresado limpia a los balcones / de las casas destruidas e iluminas / tumbas ignotas, desolados restos / de la tierra humeante. Aquí reposa / nuestro sueño. Y te vuelves solitaria / hacia el norte, donde todo corre / sin luz hacia la muerte, y tú resistes".
J. C. Conde Sauné