martes, 20 de junio de 2017

Recapacito en lo que dijo el escritor uruguayo Enrique Estrázulas, en una entrevista televisiva: el hecho de que Juan Carlos Onetti, alabara sus primeros trabajos, lo halagó y lo paralizó, además, durante un buen tiempo. Me ocurrió lo mismo, cuando Cortázar elogiara "Tríade"; mi segundo cuento publicado. Sentí esa misma satisfacción y a la vez el temor de escribir algo, después, que realmente no valiera la pena. Pasé mucho tiempo sin escribir ningún cuento; sólo poesía y escritos diversos. ¿No tenía nada para relatar? ¿O el temor me paralizaba? También recuerdo que, al poco tiempo, perdí contacto con el grupo literario que frecuentaba y me dediqué a mis tareas contables en trabajos varios.
No obstante, llevé algunos cuentos y poesías, que tenía, a revistas literarias y suplementos culturales de los diarios y sólo conseguí publicar un cuento, en la revista literaria "El molino de pimienta"; que algún tiempo después dejó de aparecer. Posteriormente, retomé mi obstinación por la escritura y mi único logro, es haber acreditado más cosas sin publicar. Cesare Pavese en "El oficio de vivir" decía: "Lo que no sostiene en la inquietud y en el esfuerzo de escribir, es la certeza de que en la página queda algo que no ha sido dicho"
5-08-2004   *   J. C. Conde Sauné  

No hay comentarios: